Apenas el 1,8% de las empresas colombianas utilizan Inteligencia Artificial

  • Si bien en países desarrollados el porcentaje de inmersión en las nuevas tecnologías es mayor e impacta más, en países emergentes el campo de crecimiento y las posibilidades de progresar al alero de ellas, sorprende al potencializar el trabajo humano.

Hay dos grandes razones que explican el sostenido aumento del uso de la Inteligencia Artificial (IA) en los últimos años, adentrándose de una forma predominante en la economía mundial. La primera se le adjudica a su versatilidad, siendo capaz de ser utilizada por cualquier tipo de industria. La segunda, se entiende gracias a que tiene la capacidad de llevar a la población a nuevas e inesperadas metas de conocimiento y de progreso.

Con estas premisas, y con el fin de evidenciar la radiografía de la potencialidad de las nuevas tecnologías, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), junto con la Cámara de Comercio de Bogotá, llevaron a cabo un “Estudio de Digitalización” realizado por el Observatorio de Economía Digital.

Paralelamente, y en contraposición al escaso 1,8 % de la industria que está inmersa en el campo de IA, diversas investigaciones internacionales han evidenciado que las empresas que se adentran en el uso de la IA, pueden llegar a economizar hasta un 25% anual en costos operativos”, según cifras de TigoUne.

Además, se reflejó que los sectores que más utilizan tecnologías avanzadas están entre los servicios públicos, textiles, productos químicos y farmacéuticos, construcción, productos metalúrgicos, información y comunicaciones.  Sin embargo, con este escaso porcentaje, Colombia tiene un gran reto por delante, sobre todo después de este primer año de pandemia.

De hecho, la IA está posicionándose con gran alcance y certeza, como una real salida al camino de la recuperación económica, para soslayar las drásticas mermas de toda la industria después de los primeros confinamientos.

Hay países que estuvieron mejor preparados para este escenario pandémico, económicamente hablando, pues el impacto de la IA estaba mayormente insertado en sus sociedades, y ya contaban con una trayectoria más larga y confiada del uso de las nuevas tecnologías.

Para tener una perspectiva del impacto de las IA en el resto del mundo, podemos ver que, por ejemplo, en América del Norte, en cuanto a avances en materia de investigación sobre inteligencia artificial y para dimensionar sus alcances sólo a nivel académico, la IA destaca como la especialización más popular entre doctorados en ciencias de la computación, habiendo duplicado sus matrículas.

Este estudio, que fue publicado por el “Human-Centered Artificial Intelligence Institute”, de la Universidad de Stanford, evidencia que sólo en 2018, el 21% de estos doctorados se especializaron en IA y Machine Learning.

También, la inversión en start ups relacionadas con IA fue de 1.300 millones de dólares en 2010. Ya en 2018 la cifra pasó a ser de 40.400 millones, y en 2019 de 70.000 millones de dólares.

Por otro lado, según un estudio realizado por IPlytics, en el que se presenta cuáles fueron los países del mundo con mayor número de patentes de inteligencia en 2019, Estados Unidos fue el país con mayor índice, superando la barrera de las 279.000. A este le siguió China, aunque con una cifra inferior a las 70.000 patentes, superando el límite de las 279.000.

Así las cosas, el camino que debemos seguir como país, no es sino acoplándonos a esta gran tendencia que nos guía a pasos agigantados a la famosa Cuarta Revolución Industrial, entendiendo que es, posiblemente, la única aliada que se tiene para dar paso a un progreso paulatino y sostenido.

El camino aún es cuesta arriba y faltan iniciativas que se unan a las que ya existen, para poder capacitar a la mayor cantidad de empleados a adentrarse en este campo, no con el fin de ser reemplazados, sino por el contrario, potencializados.

chevron_left
chevron_right

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo electrónico
Web